Conciliación·Educación

¿Quién educa a nuestros niños?

educacion
Foto: Thedanw. Pixabay

La semana pasada, sobre la 1 de la mañana, unos golpes en la calle me despertaron. Me asomé a la ventana para ver qué pasaba y descubrí a un muchacho, de unos 20 años, derribando cubos de basura a patadas. Evidentemente, se le veía enfadado, confuso… Se sentaba en la acera, donde no llegaba la luz de las farolas, y se encogía con la cabeza gacha, como llorando, de pronto se levantaba, andaba por medio de la carretera de un lado a otro, sin rumbo, dio un manotazo al retrovisor de un coche y volvió a sentarse en la acera… Se sentaba, se levantaba, caminaba y volvía a empezar. Al cabo de unos minutos llegó la policía y el chico les dijo que lo único que pasaba era que había discutido con su novia.

Presenciando estos momentos, me rondó una pregunta por la cabeza: ¿Qué le pasa a los chicos de hoy en día? ¿Es falta de amor? ¿Es falta de cariño? ¿Es falta de atención? ¿Ausencia de límites, quizás? Hay quien piensa que la juventud está cada vez peor porque “son niños consentidos, que lo tienen todo y a los que no les han dado un tortazo a tiempo”. Yo no creo eso. Yo creo que son personas con muchas carencias afectivas.

Si con 16 semanas un niño es separado de sus padres y llevado a la guardería, ¿quién le asegura el bienestar emocional que necesita? ¿Quién lo coge cuando llora? Seguir leyendo “¿Quién educa a nuestros niños?”

Anuncios
Educación

A mí me dieron un ‘cachete a tiempo’

man-349265_1920
Foto: Geralt. Pixabay

Esta mañana he leído algo que me ha removido por dentro. Es un tema polémico, ya lo sé, pero no puedo entender cómo alguien puede justificar e, incluso, recomendar, que se pegue a otra persona y, mucho menos, cuando ese otro ser es un niño. Sí, me refiero a lo que se considera ‘el cachete a tiempo’ o, a lo que denomino yo, el maltrato infantil consentido en la sociedad actual.

En un foro de madres de internet, una de ellas contaba que lo estaba pasando bastante mal porque su hija de algo más de 2 años tenía muchos berrinches y pataletas, intentaba gestionarlas pero se veía desbordada y sin recursos. A este mensaje, una chica respondió que con el suyo ‘la torta’ en el culo había sido mano de santo. Eso  e ignorarle y quitarle lo que más le gusta hasta que se tranquilice y haya pasado unos 10 minutos de pena. De hecho, llegó a reconocer que tuvo que optar por confiscar cosas porque su pareja pegaba tanto al niño que éste llegó a decir que ya ni le dolía. Y se quedó más ancha que larga. Afortunadamente, no tardaron en aparecer comentarios condenando este consejo y esta forma de actuar pero, también es cierto que alguna que otra madre salió en su defensa argumentando que se trataba de un tortazo puntual, que para nada era maltrato, que es una torta sobre el pañal, “al niño no le duele” o, el discurso típico de “pues mi madre nos dio tortas a todos y no tengo ningún trauma, le estoy muy agradecida y la quiero mucho”. Seguir leyendo “A mí me dieron un ‘cachete a tiempo’”