Educación

A mí me dieron un ‘cachete a tiempo’

man-349265_1920
Foto: Geralt. Pixabay

Esta mañana he leído algo que me ha removido por dentro. Es un tema polémico, ya lo sé, pero no puedo entender cómo alguien puede justificar e, incluso, recomendar, que se pegue a otra persona y, mucho menos, cuando ese otro ser es un niño. Sí, me refiero a lo que se considera ‘el cachete a tiempo’ o, a lo que denomino yo, el maltrato infantil consentido en la sociedad actual.

En un foro de madres de internet, una de ellas contaba que lo estaba pasando bastante mal porque su hija de algo más de 2 años tenía muchos berrinches y pataletas, intentaba gestionarlas pero se veía desbordada y sin recursos. A este mensaje, una chica respondió que con el suyo ‘la torta’ en el culo había sido mano de santo. Eso  e ignorarle y quitarle lo que más le gusta hasta que se tranquilice y haya pasado unos 10 minutos de pena. De hecho, llegó a reconocer que tuvo que optar por confiscar cosas porque su pareja pegaba tanto al niño que éste llegó a decir que ya ni le dolía. Y se quedó más ancha que larga. Afortunadamente, no tardaron en aparecer comentarios condenando este consejo y esta forma de actuar pero, también es cierto que alguna que otra madre salió en su defensa argumentando que se trataba de un tortazo puntual, que para nada era maltrato, que es una torta sobre el pañal, “al niño no le duele” o, el discurso típico de “pues mi madre nos dio tortas a todos y no tengo ningún trauma, le estoy muy agradecida y la quiero mucho”. Seguir leyendo “A mí me dieron un ‘cachete a tiempo’”

Anuncios
maternidad

Cuando ser madre te viene grande

girl-1419218_1280
Foto: JerzyGorecki. Pixabay

Me ha vuelto a pasar y no quiero que esto sea así. Ayer fue un día fatídico, de esos en los que pienso que no puedo más, que ser madre me queda muy grande, que no estoy preparada para ello…

Sé que mucha culpa la tengo yo por lo que te conté en el post sobre mi falta de conexión con el bebé, por mi obsesión en hacer las cosas lo mejor posible, en ser la mejor madre que pueda tener y que, por el contrario, ha hecho que sea la madre que no quise ser; una madre presente pero ausente; una madre ansiosa, triste, amargada

Paso mucho tiempo con mi hijo. Estoy con él las 24 horas del día y necesito un descanso. Él no es “el niño iguana” que tienen algunos, no aguanta estar sentado, mucho menos estar atado en carrito, trona o silla del coche. Le gusta la libertad de movimiento, es muy activo y requiere mucha atención. Para ser más exactos, requiere mucho MI atención.  Seguir leyendo “Cuando ser madre te viene grande”

maternidad

Tu cuerpo, tras el parto, sigue siendo bello

mother-429158_1920
Imagen: Vania Raposo. Pixabay

Hace unos días vi por Facebook un mensaje que me llamó mucho la atención, venía a decir algo así como que no evitáramos ir a la playa sólo por nuestro aspecto, que nuestros hijos no se van a fijar ni a acordar de la celulitis, ni la barriga flácida ni de nuestras varices, sino que recordarán lo que han vivido con nosotras, lo que les hemos hecho sentir, las risas, los abrazos, en fin, las vivencias. Y tiene razón. Ese mensaje tiene razón.

Soy la primera que ha pasado años alejada de los bikinis por complejos con su cuerpo. Que si michelines, que si flacidez, que si “es que estoy demasiado blanca”… Una piensa que siempre va a haber gente que la mire, que comente, que se ría de ella y cree que la cosa mejorará el año que viene (porque habré adelgazado) o cuando tenga pareja (ya no me importará lo que piensen los chicos que me ven) o cuando sea madre (ya seré una ‘señora’ que no tiene que preocuparse por estar bien físicamente), pero todo eso es mentira, es una forma de autoengaño, porque siempre encontramos una nueva excusa para esconder nuestro cuerpo, ése al que tantos defectos le encontramos, de las miradas de los demás.

Pero creo que es necesario pensar sobre el mensaje que vi en Facebook y cuánto tiene de verdad. Seguir leyendo “Tu cuerpo, tras el parto, sigue siendo bello”